Noticias

Playas de Benalmadena parceladas ante el COVID

Los veraneantes ya pueden reservar las parcelas en la aplicación Smart Costa del Sol algo que sin duda ha sido recogido con mucho agrado por parte de los mismos

Municipios:
Noticia de prueba en español

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed eiusmod tempor incidunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquid ex ea commodi consequat. Quis aute iure reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint obcaecat cupiditat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed eiusmod tempor incidunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquid ex ea commodi consequat. Quis aute iure reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint obcaecat cupiditat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed eiusmod tempor incidunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquid ex ea commodi consequat. Quis aute iure reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint obcaecat cupiditat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed eiusmod tempor incidunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquid ex ea commodi consequat. Quis aute iure reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint obcaecat cupiditat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.

Municipios:
El despliegue del proyecto Smart Costa del Sol comenzará en abril en Marbella

El despliegue del proyecto Smart Costa del Sol, en el que participa el Ayuntamiento de Marbella junto a otros 12 consistorios malagueños, se iniciará en el mes de abril en la ciudad. Esta es la principal concreción que ofrece a SUR el concejal de Innovación y Administración Electrónica, Baldomero León, que participó el martes en una reunión de coordinación en Málaga junto a los alcaldes y responsables municipales de esta gran iniciativa para convertir la Costa del Sol en la primera región turística inteligente de España. El desarrollo del proyecto, que cuenta con diversas líneas de actuación, todas de carácter tecnológico y cuyo destinatario es tanto el residente como el turista, tendrá que estar concluido en su conjunto a finales de 2020.

Reunión

Smart Costa del Sol es el germen de la primera convocatoria de ciudades inteligentes realizada por el Ministerio de Economía y Empresa a través de la entidad pública Red.es, de la que ha sido adjudicataria la UTE Idom-Wellness Telecom, por un importe total de 3.583.213 euros (impuestos incluidos), financiados el 80% por Red.es y el restante 20% por los ayuntamientos. Marbella destina 111.000 euros, que ya han sido consignados para el desarrollo de todas las actuaciones que comprende el proyecto, al menos, una iniciativa por línea de actuación (ya que el número depende de la aportación económica de cada municipio).

El proyecto Smart Costa del Sol tiene como objetivo conseguir la eficiencia en la gestión de recursos y servicios turísticos a través de la implementación de tecnologías que faciliten la vida diaria de las personas y que además contribuyan a disminuir los actuales consumos de energía de los municipios participantes.

 

Además del Ayuntamiento de Marbella, en Smart Costa del Sol se integran Estepona, Ronda, Málaga, Rincón de la Victoria, Alhaurín de la Torre, Antequera, Benalmádena, Fuengirola, Mijas, Torremolinos, Vélez-Málaga y Nerja.

Entre las más de 15 actuaciones que se contemplan dentro del proyecto destacan las iniciativas para la gestión inteligente del aparcamiento para localizar plazas libres, lo que se traduce en una disminución de la densidad del tráfico y los tiempos de conducción, o la instalación de controles de afluencia en espacios públicos. Aunque el Ayuntamiento de Marbella ha llevado a cabo diversas experiencias piloto en el campo de la 'smart city', como la implantación de zonas wifi en el centro o la gestión del riego a través de sensores en el Parque de la Constitución para la reducción del consumo de agua que también se incluyen en el proyecto Smart Costa del Sol, el concejal de Innovación subrayó que han sido experiencias desarrolladas en paralelo por el Ayuntamiento con una duración determinada y siempre dentro de un «concepto de pruebas».

El edil destacó la importancia de la reunión celebrada en Málaga «para el impulso político» de Smart Costa del Sol donde acudió en calidad de representante del Ayuntamiento de Marbella. En el encuentro, donde se presentó el calendario de despliegue, se consensuó, además, la creación de una plataforma multi-ayuntamiento que aglutinará toda la información de interés turístico tanto para residentes como visitantes que alojará el Ayuntamiento de Málaga.

 

Smart City
Municipios:
Datos abiertos para formar a los profesionales del futuro

Para 2020, la cantidad de datos almacenados en sistemas TI se habrá duplicado con respecto a 2018. Ante este panorama, parece lógico que crezca la demanda de profesionales con capacidades analíticas y de gestión de datos, algo de lo que ya hemos hablado en numerosas ocasiones

Una forma de impulsar el aprendizaje de estas capacidades es a través de los datos abiertos y su uso en las aulas como un recurso educativo más. El desarrollo de proyectos colaborativos donde los estudiantes tengan que buscar y filtrar información, analizar datos o generar visualizaciones tienen cabida en casi todas las asignaturas. Con este tipo de proyectos los estudiantes pueden adquirir una gran diversidad de capacidades: desde el uso de herramientas tecnológicas y, la capacidad de análisis y argumentación, hasta la mejora de las llamadas habilidades blandas como el trabajo en equipo –también fundamentales para el desarrollo profesional-. 

El primer paso: formar a los profesores

Uno de los pilares fundamentales para que los datos abiertos se puedan integrar en las aulas es la formación previa de los profesores. En este sentido, programas como  Use (Open Research) Data in Teaching project (UDIT) tratan de ayudar a los profesores de educación superior para que sean capaces de utilizar datos de investigación abiertos en sus clases. Entre otras actividades, la web ofrece cursos donde se muestran buenas prácticas y ejemplos de actividades de aprendizaje basadas en la reutilización de datos abiertos. 

En la misma línea, la Biblioteca Nacional de España y Red.es han creado la plataforma educativa BNEscolar con contenidos digitales elaborados a partir del fondo documental de la Biblioteca Digital Hispánica. La web incluye un buscador para facilitar la localización de los recursos deseados, así como talleres, vídeos, secuencias didácticas y desafíos interactivos (como por ejemplo un juego de escape). Los contenidos de BNEscolar están dirigidos a estudiantes preuniversitarios, con especial foco en los últimos niveles de Educación Primaria y Secundaria.

Concursos y actividades para impulsar el uso de los datos en las aulas

Además de estas plataformas, cada vez son también más comunes las actividades, concursos y retos concretos que buscan impulsar el uso de los datos abiertos entre los más jóvenes. Ejemplo de ello son el Reto BCN Dades Obertes o el Concurso de datos abiertos de Castilla y León, que incluía un premio especial para estudiantes en cada una de las categorías principales, además de una categoría específica para la creación de recursos didácticos que se pudieran utilizar en las aulas. Otro ejemplo es la iniciativa Escuelas Comciencia, del Observatorio de Comunicación Científica y el grupo de investigación Ciberimaginario, donde los alumnos aprenden a realizar un proyecto de investigación utilizando datos abiertos.

Pero también podemos encontrar este tipo de iniciativas a nivel internacional. Aquí destacan los programas desarrollados por Technovation, dirigidos a identificar problemas en las comunidades de los estudiantes y a resolverlos utilizando tecnologías disruptivas. Un ejemplo es Technovation Girls, dirigido a niñas de todo el mundo. Este programa busca que aprendan desde cómo identificar un problema y hacer una lluvia de ideas para resolverlo hasta  idear y crear una aplicación para lanzar un negocio. También cabe destacar el concurso AI Family challenge, que lleva el aprendizaje al entorno familiar, otra de las patas fundamentales de la educación de los hijos. El AI Family Challenge invita a las familias a aprender sobre la tecnología de Inteligencia Artificial (AI en sus siglas en inglés) y resolver un problema utilizando herramientas datos y sistemas AI. El enfoque novedoso del concurso, en el que padres e hijos unen sus capacidades y aprenden conjuntamente de una manera divertida, ha hecho que el proyecto sea un éxito: 7.500 personas de 13 países participaron en el primer año del programa. El plazo para presentarse a la segunda edición estará abierto hasta febrero de 2020.

La importancia de la implicación de los gobiernos 

Los resultados obtenidos en todas las actividades destacadas previamente han sido muy positivos, mostrando claramente los beneficios de incorporar los datos abiertos en las aulas: la mejora de las capacidades tecnológicas y analíticas, pero también del pensamiento crítico. 

Pero si se quiere ir un paso más allá, lo recomendable sería incorporar los datos abiertos directamente en los planes educativos. Es lo que ha hecho Suiza a través del plan Lehrplan21, adoptado para homogeneizar la educación en los 21 cantones de habla alemana y multilingües. El plan incluye en el itinerario educativo el aprendizaje de conceptos básicos relacionados con los datos: estructuras, formatos, gestión y análisis de bases de datos, etc. 

Este tipo de medidas son fundamentales si queremos impulsar un aprendizaje más activo, donde los datos abiertos ayuden a los estudiantes a comprender mejor su entorno, de una manera razonada, y a convertirse en los profesionales que demanda nuestro futuro.

image
Municipios: